LA IMPORTANCIA DE REGISTRAR UN DISEÑO

29.09.2015

La globalización ha consolidado, entre otros, la facilidad para la industrialización y rápida reproducción de cualquier producto que se pueda ofrecer o imaginar en el mercado. La competencia es ya una carrera a la copia de grandes velocidades y de peligros constantes. Dar a conocer un nuevo producto está reservado a los más atrevidos.

Por todo ello, la diferenciación de un producto, es decir su DISEÑO, se convierte en un elemento básico y fundamental para un buen posicionamiento en el mercado. Pero un DISEÑO, sin su PROTECCIÓN REGISTRAL, se convierte en Modelo de COPIA, lo que consecuentemente comportará su pérdida de EXCLUSIVIDAD y una disminución de su valor de mercado.

AFORTUNADAMENTE, existen diferentes vías para la PROTECCIÓN de un DISEÑO y así BLINDAR la exclusiva de un producto. Dicha protección es especialmente interesante en productos de gran consumo como pueden ser:

Un zapato, un teléfono (smartphones o cualquier producto electrónico), un envase de perfume, un embalaje de un producto, un objeto del mobiliario (silla, sillón, sofá, mesa, estantería, armario…), un electrodoméstico, un casco, un vehículo (un coche, una moto, una bicicleta), un sombrero, un bolso, una lámpara, un estampado, un juguete, un objeto para hacer deporte (una tabla de surf, unos guantes, unas mallas deportivas), ropa (pantalones, faldas, camisas, camisetas, jerséis, calcetines, vestidos…), etc…

Incluso se puede registrar el aspecto o disposición de un establecimiento como un local comercial, un restaurante o una tienda.

A diferencia de otras modalidades de protección, los registros de diseños destacan por su agilidad, por ser los más económicos y tener una tramitación más rápida que otras vías de protección.

En caso de que sea de su interés el registro de un diseño, pueden consultarnos directamente para valorar su caso concreto, y acompañarles en los siguientes pasos a seguir hasta un posible registro definitivo adaptado a sus particularidades.